Pistas para la construcción de culturas de paz. - Noticias - Otra Escuela - Formación en Cultura de Paz a través del Arte y el Juego - Educación para la Paz - Colombia

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Pistas para la construcción de culturas de paz.

Publicado por en Reflexiones ·


1. Medidas de transformación y herramientas de análisis de conflictos.

En momentos de crisis el conflicto se manifiesta de formas más evidentes y por lo general es cuando sentimos con más urgencia la necesidad de tomar medidas. En este punto surge un riesgo el cual muchas veces desconocemos y consiste en creer que basta con las medidas que tomamos en primer lugar para solucionar el conflicto. Las acciones que solemos emprender en momentos de crisis responden a medidas de control y cuando no vamos más allá es normal que con el tiempo se repitan situaciones como las anteriores. Es así como funciona la cultura violenta, a partir de soluciones superficiales que no nos permiten una comprensión amplia, ni completa de los conflictos.

El tránsito a una cultura de paz, tan necesario en nuestro país, implica que las personas apostemos también por medidas de transformación. Digo también porque no desconozco que frente a diferentes conflictos el control resulta necesario. La profesora que separa a dos estudiantes que se dan golpes o la pastilla que toma una persona con depresión severa son medidas de control necesarias en el momento para manejar la situación y a la vez insuficientes si lo que se pretende es transformar positivamente el conflicto.

Para poner en marcha medidas de transformación es importante reconocer aquellos conflictos que transitamos y procurar hacerlo antes de que escalen a una crisis, pues las soluciones en estos momentos son limitadas por el afán, que dificulta tener una perspectiva completa de lo que sucede. Cuando nos acercamos al conflicto en una fase más temprana podemos jugar con nuestra creatividad. Las medidas de transformación, a diferencia de las de control, profundizan en el conflicto, en sus causas, en los actores involucrados y en todo el universo de elementos que de allí se desprenden. Por lo mismo, este tipo de medidas requieren de más tiempo para ser pensadas e implementadas y comprenden un proceso de análisis en el que sea posible identificar alternativas de acción.

Profundizar en el conflicto puede resultar doloroso, es un proceso en el que podemos encontrar cosas que no queremos, enfrentar miedos y descubrir nuevas e inesperadas variables. A pesar de todo lo que implica, solo de esta manera podemos realmente comprender y luego transformar los conflictos que vivimos, es decir, solo así podemos construir culturas de paz.

Para profundizar en los conflictos existen múltiples herramientas de análisis: mapas, diagramas, triángulos, árboles y demás esquemas que exponen causas, actores, efectos, problemas y otros elementos involucrados. Estas son técnicas tradicionales de análisis de conflictos, que por lo general responden a un ejercicio meramente racional. Para construir culturas de paz es necesario que usemos e incluso inventemos más herramientas que permitan plasmar sueños, deseos, acciones, que trasciendan la revisión estática del conflicto y den un lugar significativo a las emociones de las personas involucradas. Una herramienta para la transformación creativa de conflictos nos ubica en el lugar de la acción y no solamente en el de la observación y el diagnóstico.

Hace unos años en un curso de la Corporación Otra Escuela conocí, sin saber en ese entonces que lo era, una herramienta para la transformación creativa de conflictos: el Teatro del Oprimido. Este lenguaje artístico me permitió analizar los conflictos de una forma muy particular, poniendo en escena las situaciones e improvisando de forma colectiva alternativas. Para construir culturas de paz necesitamos herramientas como esta, que nos permitan una visión del presente en estado de gestación, que es como Erich Fromm define la esperanza y la fe; herramientas que nos pongan en el lugar de la acción.

No esperemos a estar en crisis para tomar medidas y cuando sea este el escenario tengamos presente que las medidas si solo son de control no bastan. Lancémonos a imaginar y a crear nuevas herramientas de análisis de conflictos, proceso en el que tenemos mucho por aprender de las artes y sus múltiples manifestaciones. No se trata de eliminar conflictos o de evitarlos, se trata de transformarlos, de vivirlos, de crear y utilizar herramientas que nos permitan tramitarlos.



sin comentarios


Buscar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal